Jóven atacado por una patota perdió la visión de un ojo

Author fmintegracionComentar
Fabián Wereszczuk (16) fue atacado por una patota que lo agredió brutalmente el último domingo alrededor de las 6 en inmediaciones del polideportivo de Oberá. Como consecuencia de los golpes que recibió perdió la visión en un ojo. La patota que atacó al adolescente utilizó una cadena con un candado para castigarlo, lo que le provocó lesiones en distintas partes del cuerpo, la más grave en el ojo. David Weresesczuk, padre del menor dijo que “los médicos fueron realistas y la cirugía fue nada más para recuperar la estética del ojo, dijeron que todo queda en la mano de Dios. Le destrozaron el ojo, le hicieron 14 puntos en una cirugía muy difícil. En el Samic el médico le dio el alta porque consideró que era  una lesión simple, leve que tenía solo un hematoma no se percató de la gravedad, él seguía con el párpado hinchado y le pregunto si veía con ese ojo y me contestó que no. Cuando levanto el párpado me encuentro con la triste realidad de que el ojo estaba destrozado. El sale muy poco, no conocía a los agresores, nunca los vio y en ningún momento hubo enfrentamiento, lo atacaron entre siete”, comentó el padre.


“El domingo la policía nos atendió muy bien pero actuó poco, con respecto a los médicos del hospital estamos analizando con la familia que hacer porque si hubiera actuado bien y a tiempo, la cirugía podría haber tenido otro resultado porque las horas que pasaron jugaron encontra”, asuguró.

Dejá un comentario